+ Lozbo Com

Showcase & Playground

Hide/show search form


Androide y smart phones – parte 1

Rants about my next smart phone (Android), and the alternatives I considered before.

Hace tiempo, dos años exactamente, salió el primer teléfono con el mentado Google Android (HTC G1 fue llamado).

Para ese entonces yo había decidido no comprarlo, dado que nunca terminé de migrar satisfactoriamente a Google Apps, le faltaba el no se qué, que qué se yo, y el dispositivo en sí (factor forma) no se me hacía particularmente chido, y además ya había pasado demasiado tiempo esperando y como un año o antes, me había conseguido un Windows Mobile, que a pesar de toda las batallas por las que ha pasado, sigue vivo (mi XDA Exec).

Hace algunos días, o semanas más bien, se anunció el sucesor a este dispositivo, el HTC G2, llamado Desire Z en reino unido, que al parecer, y a diferencia de la versión americana, cuenta con un layer de customización sobre Android que en lo personal me parece bastante interesante, o al menos así lo hacían ver en el keynote donde lo presentaron (muy interesante el evento, ese chinito loco de merca me cayó bien), y con bastantes mejoras en comparación a su antecesor.

Precisamente, había estado yo pensando meses atrás de hacerme de un nuevo y verdadero smartphone de última generación. Y no es que la Exec, la iPaq 610, o el recientemente adquirido N95 no fueran verdaderos smartphones, es que simplemente no están al tiro con la tecnología de hoy en día, al parecer más que de hardware: de software, lo digo un poco desganado ya que no estoy totalmente seguro que el software sea más importante que el hardware.

Y eso sin contar mi Nokia nosequémodeloviejo de esos que vienen en los kinder sorpresa, que le dura la pila sin descargarse por años, tiene la mejor señal de mis no pocos celulares, hace banca móvil y además destapa cheves. Si eso no es smart, entonces no sé qué lo sea.

Como sea, por mi mente pasaron: iPhone, Nokia N8, y Android (habiendo de éste último un surtido rico). Windows no había liberado su nueva versión telefónica. Pero hablaré de mis pensamientos sobre cada uno de estos en otra entrada; odio los blog posts que no se pueden leer en un par de minutos.

No hay nada que me sea más repulsivo que una entrada de más de 5 párrafos (excepto quizá que se coman mi comida en la oficina). Argh! Sexto párrafo =( y se comieron mi pizza en la chamba )=


Leave yours

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*