+ Lozbo Com

Showcase & Playground

Hide/show search form


Verborrea

A thought on wording too much.

Verborrea. – f. Palabrería excesiva.

El otro día estaba leyendo un artículo sobre no se qué. El tema no es lo importante, sino la longitud del texto. La idea central se repetía una y otra vez, con palabrería bonita, rebuscada y oscura.

¿Necesaria?

Me hizo preguntarme: ¿es necesaria tanta verborrea? Pensé en los últimos textos largos que he leído, artículos, blog posts, ensayos… en los que pude recordar, la historia es la misma: exceso de palabras para fundamentar la misma idea.

En esta era en la que estamos saturados de información, yo respondería (a la pregunta anterior) que no.

Encabezados y palabras clave

Me vino a la mente otra vez el día de hoy, particularmente por este artículo (muy interesante por cierto) sobre la muerte del proyecto de Google Fonts, en el que, habiendo hecho un espacio de tiempo para leerlo con detenimiento, sin prisa, comencé a saltarme pedazos. Buscando encabezados. Comprendiendo la idea central sin leer todo el tren de pensamiento, o concluyendo/deduciendo lo mismo con sólo las palabras clave principales.

Creo que eso es la clave: buscar y destruir.

Casos

Por otro lado, tampoco creo que esté de más describir a detalle algo. Debe haber alguien a quien le sirva. En este caso y en mi humilde y retorcida opinión, creo que es preferible que sobre información, a que falte. Si la información sobra, pues la descartas, pero si falta, ¿de dónde la sacas? ¿contactar al autor? ¿tenemos su correo/teléfono/twitter? ¿y si no contesta? ¿y si ya murió? etc.

También existe al menos otro caso en particular cuando creo que sí es necesaria la extensión. En realidad, nunca he estado en contra de que un artículo sea largo, no es la extensión en sí, sino el contenido, en caso de ser repetitivo. Pero en caso de aportar nuevas ideas (por ejemplo, un tutorial o guía paso a paso), un texto podría extenderse todo lo necesario.

Y como decía, quizá la solución “perfecta” no sea limitar al autor (aunque también puede aplicar), sino al lector.

Selección

¿Cómo limitamos al lector? Pues eso sería ya cada quién, pero principalmente: los lectores debemos aprender a identificar bloques, saltarnos la información innecesaria (o que ya hemos asimilado) y “escanear” el texto, deteniéndonos en los lugares que necesiten una lectura más detallada.

Esto debe ser noticia antigua para los viejos lobos de mar, que están acostumbrados a leer mucho, o pienso específicamente los quese dedican a la investigación académica, pero a alguien que apenas anda aprendiendo a ezkrivir, como yo, esto le puede ser de utilidad.

También creo que, en donde sea posible, el autor debería proveer un resumen, abstract, sumario, extracto o como se llame, del texto, con las ideas centrales expuestas lo más claro y directo posible. No siempre será posible o valdrá la pena (dependiendo del trabajo y su extensión), pero como digo: donde se pueda y aplique.

Mal ejemplo

Un mal ejemplo de verborrea innecesaria: esta entrada. ¿A quién le importa todo esto?

De todos modos nadie lee LozBlog.


Leave yours

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*