+ Lozbo Com

Showcase & Playground

Hide/show search form


Administración de tareas

About my (formerly) chaotic management of tasks.

Tradicionalmente, la administración de tareas es una actividad que a la mayoría de las personas se les complica.

Bueno ya… a mí se me complica :'(

A pesar saber que el caos no es productivo, de que se consigue un objetivo mejor y más rápido si se hace de manera ordenada, de tener tecnología asistiva para estos propósitos, desde tiempos inmemoriales me ha costado trabajo organizarme.

Hasta que conocí a Ivy.

No esperen, no a esa Ivy.

Método Ivy Lee

Aquí pueden leer un bonito cuento de cómo se popularizó este método (publicado en 2015). De hecho, el artículo parece que fue la fuente de donde plagiaron se inspiraron en este otro artículo (publicado en 2016) que fue el que yo leí inicialmente y el que me llevó a conocer el mentado método.

Se supone que son 6 pasos, en los vínculos anteriores pueden consultarlos en todo su esplendor. Sin embargo yo lo condensaría y me iría directo a lo valioso del método:

  1. Haz una lista prioritaria de 6 tareas, en orden de importancia.
  2. Enfócate en la primer tarea, hasta terminarla. Continúa con el siguiente ítem.
  3. Mueve las tareas no completadas para la lista del siguiente día.
  4. Repetir el ciclo.

Método Master Lozbo

A pesar de que ya está todo más o menos condensado, ese método de 6 pasos que yo resumí en 4, se puede comprimir aún más, así que without further ado, les presento el método Master Lozbo:

  1. Haz una lista diaria y prioritaria de tareas, en orden de importancia.
  2. No hagas otra cosa que no sea trabajar en la lista, en el orden de prioridad.

La razón por la que Ivy Lee indicaba que fueran únicamente 6 tareas, es porque más es demasiado. La razón por la que más de 6 es demasiado es porque cada una de estas tareas, debe tener un grado de complejidad más allá del “contestar correo” o “agendar cita”.

Divide y bla bla blá

Yo objeto que pueden ser más de 6 tareas; un motivo importante de por qué anoto las cosas que debo hacer es para que no se me olviden. Posiblemente las más importantes, prioritarias y urgentes, te las va a estar solicitando el jefe/cliente todo el tiempo, llamando cada 5 minutos a preguntar el status. Obviamente, no necesitas anotar eso porque no se te olvidará.

Pero ¿lo demás? Incluso esto mismo es necesario anotarlo para poder visualizarlo en el contexto de las demás tareas.

Entonces, mis listas pueden ser de más de 6 ítems, porque a veces esas tareas son sencillas, que anoté simplemente para no olvidarlas. O a veces esas tareas tienen sub-tareas, para que sea más fácil, entendible y aproximable el proyecto global. Update 2020-04-13: por cierto, en la actualidad y me parece que desde que publiqué este post, para esta organización uso Worfklowy (Lozbo approves).

Focus

Lo que me parece importante de este método, lo valioso, la carnita, lo significativo, vital, etc. etc. es el hecho de enunciar lo obvio: enfocarse. Ésta sola acción pudiera ser la única palabra en tu método Ivy Jones Lozbo 8000. Bueno, ésa y priorizar, porque enfocarte en algo que no es lo prioritario seguirá llevando al fracaso en la administración de tareas y proyectos.

Y eso es lo que tradicionalmente me ha costado trabajo a mí. Tengo una lista de tareas demasiado grande, con poco orden, y la prioridad no está establecida siempre correctamente. Y encima de eso, constantemente divago de proyecto en proyecto. Otras veces procrastino.

¡Funciona!

No son conceptos nuevos, los he sabido desde el principio, pero de alguna manera me ha comenzado a funcionar este método.

El hecho de entender y visualizar las cosas de esta manera: deshacerse de esa lista enorme de tareas a seguir, despriorizada y sin la división obvia que implica el no poder hacer todo en un solo día, trae una paz mental que permite avanzar. Donde el razonamiento era:

Esa lista de mil actividades no será posible terminarla hoy. No importa cómo le haga, no voy a terminar hoy, así que no me presionaré a hacerlo porque no es posible. Avanzaré poquito aquí, poquito allá, y así vamos poco a poco.

Ahora es:

Esta lista de 6 (o un número que le funcione a cada quién) tareas, con su respectivo orden de importancia y prioridad, definitivamente lo termino hoy. ¡A darle átomos!

Es un proceso mental, que en lo personal me causaba retrasos. Cada proyecto grande no-urgente, sin atacarlo de esta manera, se me atrasaba indefinidamente.

Pero volvamos a lo trascendente: además de priorizar, lo que importa es ponerse a hacerlo. No importa que tu lista sea factible, accesible, priorizada, si no te obligas a enfocarte en una sola cosa y no hacer otra hasta terminar, entonces tus proyectos seguirán atrasándose.

O los míos, o lo que sea.


Leave yours

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*